lunes, 3 de mayo de 2010

Una y diez para llevar.

Esto fue algo que hice las pasadas vacaciones:



Sí pintarme las uñas; descubrí que no es algo que se me de muy bien. Ya decía yo que no me equivocaba cuando una vez mencioné que la coquetería era de otro planeta.

Después de pintarlas, decidí dejarlas presentables y quitarles todo el exceso de esmalte... no resultó lo que esperaba. Así que decidí tomarles fotos artísticas, bueno al menos aquello era lo que creía.



Una menos creativa:



Terminé :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario